PUERTO RICO CON NIÑOS: OLD SAN JUAN

San Juan, y sobre todo la zona del Viejo San Juan, ha sido un descubrimiento increíble. Puerto Rico es llamada la “isla del encanto“, y aunque la nuestra fue una vacación muy corta, podemos confirmar que es así. Es verdaderamente una joya preciosa, un diamante con facetas de diferentes colores que brillan en el sol del Caribe.

Dos días son suficientes para visitarla bien y sobre todo con calma. Así podrás enamorarte de sus colores, de sus sabores y de su historia, sin regresar a tu hogar y pensar que te olvidaste de visitar una esquina.

El elemento clave de esta zona es la fortificación de epoca española. Hoy es patrimonio de la Humanidad, y se compone de una antigua fortaleza, de tres fuertes minores, San Cristóbal, San Felipe del Morro y el Canuelo, y de las murallas que rodean casi por completo la ciudad vieja. Fueron construidos entres los siglos 16° y 19° para proteger la ciudad y la bahía de San Juan.

EL CASTILLO DE san Cristóbal

El Castillo de San Cristóbal es la fortificación más grande construida por mano española en América. Fue edificado para proteger la ciudad y su puerto de los ataques por tierra y por mar. Medía al rededor de 27 hectáreas de tierra, y su construcción terminó en 1783.

A pesar de la lluvia que acompañó nuestra visita, tuvimos la oportunidad de conocer diferentes rincones de este castillo.

Caterina también ha disfrutado de la visita. El grande prado y la Plaza de Armas son lugares que pisó feliz, brincando y corriendo!

 

img_7841    img_7665

img_7681    img_7717

El fUErte DE SAN FELIPE DEL MORRO

El fuerte de San Felipe del Morro es también parte de la fortificación de San Juan, y se encuentra en la punta más externa, para controlar el acceso al puerto. Se caracteriza para la presencia de un grande espacio abierto en frente de el. Esto fue creado por los Españoles, para atacar a los enemigos que intentaban de acercarse a pie del fuerte, sin que podían conseguir reparo.

Desafortunadamente durante nuestra visita llovió mucho. Por esto nos quedamos solo un ratito, pero muchas salas eran idénticas a las del Castillo de San Cristóbal.

Forte di San Felipe del Morro

Fuerte de San Felipe del Morro

img_7868

El paseo de la princesa

El paseo de la princesa es una calle arbolada, con hermosos jardines, bancos y estatuas. No tomé fotos porqué caminamos por allá en la noche, mientras Caterina estaba quedando dormida en su cochecito.

PERDERSe en las calles

Las calles del Viejo San Juan se caracterizan por los colores vivos y brillantes de las casas. Es una verdadera explosión  de color que hace que el barrio sea muy pintoresco. Además parece casi de estar en una pequeña San Francisco, ya que la calles presentan altos y bajos. Por un lado parece de subir al cielo, por el otro de saltar en el océano.

Calles coloradas de San Juan, Puerto Rico

Calles coloradas de San Juan, Puerto Rico

Strade colorate di San Juan, Puerto Rico    img_7978

plaza colón

Plaza Colón se encuentra al final de Calle Fortaleza, la calle donde estaba nuestro hotel. La plaza está prácticamente a la entrada del verdadero corazón del Viejo San Juan. En su interior hay la estatua de Cristóbal Colón que fue erigida en 1893, durante el aniversario de los 400 años del descubrimiento de Puerto Rico.

A la derecha se puede admirar el antiguo casino de San Juan, construido en 1917 y cerrado en 1942. Es un edificio muy elegante, y solo mirandolo se puede imaginar la riqueza de la clase social que asistió este lugar.

Atrás de el se puede ver, en todo su esplendor, el Castillo de San Cristóbal.

Estatua de Cristóbal Colón, Plaza Colón

Estatua de Cristóbal Colón, Plaza Colón

Antiguo casino de San Juan y Castillo de San Cristóbal

Antiguo casino de San Juan y Castillo de San Cristóbal

El CapiTOLIo

Merece ser visto también el Capitolio de San Juan. En la acera en frente a la entrada principal, hay las estatuas de bronce de todos los presidentes de los Estados Unidos. A Caterina hicieron mucho miedo!

Capitolio de San Juan

Capitolio de San Juan

Y esta fue nuestra visita en el Viejo San Juan. Si tienes la oportunidad, te aconsejo de viajar a esta isla y de inmergirte en la mezcla de cultura que vive en cada rincón.

Es un barrio que los niños pueden disfrutar sin problemas. La calles son muy bien cuidadas, hay mucho verde, e los amplios espacios son ideal para ellos.

Si vas a visitar la capital de Puerto Rico, o si ya hiciste un viaje, déjame tu impresión en los comentarios. Voy a ser muy feliz de descubir lo que esta isla del Caribe dejó en tu corazón.

Ilaria!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *